13 mujeres han sido asesinadas en lo que van del año en Ecatepec

|
20 mayo, 2017


Al menos 13 mujeres han muerto bajo circunstancias violentas en lo que va del año dentro de territorio de Ecatepec, la mayoría por ataques directos aunque algunas han muerto de manera accidental, pero derivado de actos violentos.

Anuncios

El primer caso ocurrió el pasado 10 de enero, cuando Karen Guadalupe Botello, de 18 años de edad fue baleada por la espalda cuando caminaba por calle Chope Albarrán, esquina con Ignacio López Rayón, en santa María Xalostoc, por sicarios que le dispararon desde un auto color negro, muriendo a consecuencia de las heridas de bala recibidas en la espalda.

En la colonia Arbolitos Xalostoc, el 21 de enero, una joven de 25 años fue baleada en avenida Gustavo Garmendia, esquina con Gasoducto, muriendo por los disparos recibidos en la cabeza.

El 10 de febrero, luego de una serie de problemas económicos y celos, un hombre asesinó a su ex esposa, Margarita Real Rivera, de 40 años, al interior del domicilio ubicado sobre RayoVac, esquina con Lechería Texcoco; familiares de la víctima dijeron que efectivamente el hombre era muy celoso y violento, mismo que al parecer sigue prófugo.

El 15 de febrero, en Jardines de Morelos, dos niñas perdieron la vida durante una balacera registrada tras una riña entre sus familaires y sujetos desconocidos, mismos que después regresaron a la casa ubicada en Bosque Negro esquina con Bosques de Lerma, y detonaron sus armas de alto poder  en la fachada para luego huir., dejando como saldo a las menores muertas.

Posteriormente, el día 16 de febrero, Ericka Briseño Ortiz, quien se desempeñaba como checadora de la línea de Autotransportes Marte, fue asesinada de un balazo en la cabeza en calles de la sección Tizoc, en Ciudad Cuauhtémoc, por un grupo delictivo dedicado a la extorsión de transportistas, mismos que han asesinado a otras personas en lo que va del año.

El 2 de marzo después de dos días intensa  búsqueda, fue encontrado el cuerpo sin vida  de Marisela Ruiz Campos, de 62 años de edad,  quien fue arrojada al Gran Canal,  se presume después de  un pleito con unos vecinos a la altura de la colonia Jardines de Morelos  Quinta Sección, quienes la arrojaron a las aguas negras, asesinándola; por este hecho tampoco hay detenidos.

En la colonia Las Brisas, del poblado de Santo Tomás Chiconautla. Eñ 15 de marzo, tres hombres y una mujer que estaban sentados en una banqueta de la calle Neblina, fueron brutalmente asesinados  por un  comando armado que ejecutó a dos en plena vía pública y a los otros al interior de un domicilio, para después darse a la fuga, hechos de los que se desconoce el móvil hasta la fecha.

Con una herida cerca a la sien,  fue hallada muerta una mujer de aproximadamente 38 años, en los bordes  del canal de desagüe  en la colonia Tablas del Pozo, el 20 de marzo, en el lugar conocido también como “La Barranca”, ubicada en avenida del Río,  entre calle Anona  y Ciruelo, por lo que dieron parte a las autoridades, mismas que hasta la fecha no tienen pistas de los responsables.

Ocho días después, en la colonia San Agustín Segunda Sección, fue hallado el cuerpo de una mujer, embolsado, en calle Sur 82, cuya identidad continúa desconocida así como la de los asesinos.

Después, el 9 de abril, una mujer de aproximadamente 30 años fue hallada con evidentes señales de tortura y sin vida en un baldío de La Laguna Chiconautla, misma que usaba vestido y zapatillas y que fue levantada en calidad de desconocida por las autoridades.

En uno de los hallazgos más macabros de este año, el 16 de abril, una mujer fue hallada descuartizada y dentro de bolsas de plástico en el canal Cartagena, mismo que divide las colonias Luis Donaldo Colosio y Cartagena, cuyas partes estaban regadas por el canal, mismas que fueron recogidas sin que se sepa dato alguno de ella.

La colonia La Florida, cerca de Ciudad Azteca, presenció el hallazgo de los cuerpos de un hombre y una mujer, mismos que estaban desnudos y con huellas de asfixia, esto dentro de una casa en calle Paricutín a donde llegó un trabajador que descubrió los cuerpos.

El más reciente hecho sucedió el 13 de mayo, cuando Vanesa, de 16 años, caminaba con su hermana sobre avenida Felipe Carrillo Puerto, casi esquina con Martín Carrera, hasta que dos sujetos armados la abordaron para robarle el celular, y ante los nervios y la resistencia que intentó oponer, fue baleada y minutos después murió.

En este caso, dos mujeres que presenciaron el crimen y que gritaron al ver el atroz acto, también fueron baleadas por los asesinos, pero solo presentaron heridas que no ponen en riesgo su vida.

Estos actos se suman a las decenas de muertas del año pasado, de las cuales un porcentaje ínfimo recibió justicia, quedando de manifiesto, como siempre, la incompetencia de las autoridades municipales y estatales que al parecer no toman con seriedad los feminicidios.