Mujer trata de denunciar posible robo de niña en el Metro y policías no le hacen caso

|
2 febrero, 2017

Anuncios

Guardias de seguridad de la línea B del Metro ignoraron a una mujer que denunció a una mujer sospechosa que maltrataba a un niño que llevaba en brazos.

Este es el testimonio de una lectora de DENUNCIA ECATEPEC, quien narró lo ocurrido esta tarde en la línea que va de Buenavista a Ciudad Azteca:

“Hoy por la tarde a eso de la 1:30 pm tome el metro de la línea gris con verde fe Morelos en dirección a ciudad Azteca.

Desde que subí al tren escuché llorar a un bebé de una manera angustiosa. Conforme la gente avanzo quede frente a la señora que cargaba a la nena de unos 4 o 5 meses cálculo yo y la estaba obligado a comer una barra de amaranto lo que considero no es apropiado para la edad de la nena. La señora le decía en modo enérgico que se callara. Cabe mencionar que la señora de unos 37 años se veía muy bien de cuerpo. Grandes implantes y cintura pequeña.

A mi parecer no era la madre de la bebé porque su llanto parecía por hambre y sueño y la señora no llevaba más que una bolsa pequeña como para monedero y celular. Sin cobijitas ni biberones. La bebé estaba bien vestida con pantalón de mezclilla y una blusita pero sin calcetines.

La señora se percató que le tomé fotografías pero me veía de reojo y se notaba nerviosa pues al mandar mensajes le temblaban las manos. Decidí dar aviso al personal del metro para que investigarán la situación así que fui corriendo al llegar a la estación a buscar al chófer, le grite he hice señas y estoy segura que me vio pero entro a su cabina, cerro la puerta y arranco quedándome fuera en la estación Nezahualcóyotl.

Subí corriendo las escaleras y le dije al policía lo que estaba sucediendo. Me dijo: que quieres que haga? Y le dije que avisarán a la siguiente estación para que pararan el tren.

Le mostré la foto y me dijo que no había manera y le dije: mande una alerta o algo! Y me dijo que no se podía.

Le pregunté por el jefe de estación y me dijo que no lo había visto en un buen rato, que fuera la otra entrada si quería buscarlo. Fui y lo mandaron llamar. Me dijo que no quería que le compartiera la foto porque lo metía en problemas. Que no podía parar el tren para quebrantar los derechos de la señora y que no nos constaba nada. Se lo pedí por favor por la niña. Y si la señora podía demostrar que era su hija no pasaría nada, pero me pareció muy grave que no me quisiera ayudar. Me sentí muy frustrada porque el robo de menores es lamentablemente tan común y a veces las personas se dan cuenta y prefieren evitar problemas. Ahora que decidí hacer algo no hubo apoyo de autoridades.”