Rubén aguantó de pie un disparo en la cabeza, pero finalmente murió hoy junto con su esposa

|
11 enero, 2018

Murió en el  hospital la pareja de esposos quienes fueron perseguidos y  baleados por un grupo de sicarios cuando viajaban a bordo de su camioneta a la altura de la colonia Nuevo Amanecer, en un presunto ajuste de cuentas.

Como se recordará, fue el pasado primero de enero, cerca de las 15:00 horas, cuando el hombre y la mujer que  circulaban por  avenida Pichardo Pagaza, esquina con Mariano Abasolo, en una camioneta CVR Honda, color azul, con placas de circulación MUJ-9917, fueron interceptados por hombres armados que les dispararon a quemarropa, para luego huir.

Tras las detonaciones, vecinos solo llamaron a los servicios de emergencias, mientras arribaron elementos de la policía municipal al lugar donde el matrimonio aún contaba con signos vitales.

Paramédicos trasladaron a  la clínica 196 del Instituto Mexicano del Seguro Social, ubicada en Avenida Central, frente al metro Plaza Aragón,  a quienes dijeron llamarse Rubén Guzmán y Joselin Constantino, ambos de 35 años de edad.

Los uniformados acordonaron el área donde quedó la unidad que presentaba  impactos de bala y se localizaron más de diez casquillos percutidos.

Personal de la Fiscalía Mexiquense tardó más de 11 horas en presentarse a efectuar los peritajes correspondientes en medio de la obscuridad.

Sin embargo, apenas se supo que la mujer y el hombre murieron en el nosocomio, debido a las heridas de arma de fuego que presentaban en diferentes partes del cuerpo.

Estos dos  crímenes  se suman al de las cinco personas que fueron acribilladas el sábado 30 de diciembre, a tan solo unas  calles del último ataque, se presume por los mismos desconocidos.